Una ruta creada conjuntamente con los estudiantes de Tecnología en Gastronomía del Centro de la Innovación, la Agroindustria y el Turismo del Servicio Nacional de Aprendizaje SENA.

domingo, 9 de agosto de 2009

Felicidad

“Le bonheur est un seul bouquet: confus, léger, fondant, sucré”

¿Con qué elemento de la gastronomía asocio la felicidad?

Nunca había relacionado la felicidad con algo, pero en este momento la relaciono con el PLACER y sus ciclos. Es como la FRESA por su color, su forma, su gusto.

La felicidad es como una TORTA FRÍA, es algo engañoso que al principio nos muestra su crema con colores, frutos, texturas y nos enamora; pero que sabemos que es un poco más insípida y poco agradable al encontrar el biscocho, con suerte encontramos un relleno cremoso lleno de sabor.

Para mi la felicidad es como una NARANJA, porque sólo si logras llegar a su interior, podrás sentir el verdadero sabor, un sabor dulce que llena la vida de placer; aunque a veces la encontremos agria o amarga.

Es un sabor DULCE que se mete en tu mente y siempre lo recuerdas deseando que se repita pronto.

Para mi la felicidad es como un ARROZ CON LECHE. Dulce y con algunos elementos o características que expresan placer, deseo.

La felicidad la relaciono con ALGODÓN DE AZÚCAR, porque a medida que este se me va derritiendo en la boca, lo voy saboreando, pero teniendo la certeza de que lo tengo en mis manos. Por su característico y llamativo color, sabor y olor

La felicidad es ÁCIDA, ya que la asocio a la niñez. Cuando trepaba los árboles para alcanzar las guayabas verdes y deleitarme con su sabor ácido, rociándoles sal.

La felicidad es una sensación de unión, compañía, fiesta, los cuales vivo las vísperas de un nuevo año y lo más característico de este día lleno de alegría es un buen SANCOCHO EN LEÑA.

La felicidad son muchas GOMITAS, DULCES Y PALETAS de muchos colores y el único estado de felicidad verdadero es cuando uno es niño, porque no estas atado a cosas vanas haciéndote feliz con dulces y juguetes.

La felicidad la asocio con la REPOSTERÍA, porque es algo dulce, llamativo y agradable; así como la repostería con sabores agradables, colores vivos, con texturas puras, ásperas, lisas, suaves, esponjosas. La felicidad es rica y sabrosa como un PASTEL, pero deja migas y desechos cuando se acaba.

La felicidad es el día del HALLOWEEN porque es un día donde hay muchos niños y están felices anhelando recibir DULCES y comerlos.
La felicidad la asocio con los CHOCOLATES, por que cuando uno está enamorado, el regalo más bueno es un chocolate y el que lo recibe siempre muestra una felicidad plena.

La felicidad la asocio con un POSTRE porque es sabroso, delicado, sutil, vivo, jugoso, suave… cuando uno lo empieza a probar lo hace sentir un montón de emociones muy agradables y no quisiera que se acabara nunca. Es algo que dura poco y cuando lo estas acabando sientes también desasosiego, un vacío, la impotencia de que no va a durar mucho y que tal vez no vas a encontrar otro momento igual o más placentero.

La felicidad la asocio con la CHUNCHURRIA porque me da felicidad el olor, la sensación de comerla, es deliciosa.

La felicidad para mi está relacionada con las CARNES ROJAS O BLANCAS, ya que cuando comes una carne, un pollo, un pescado bien preparados con una buena salsa, lo disfrutas al máximo.

La felicidad la relaciono con la ÚLTIMA PORCIÓN DE UN DELICIOSO POSTRE: siempre queda un sentimiento de tristeza.

La SANDÍA porque es jugosa, refrescante, sabrosa y muy agradable por su color y sabor y así quisiéramos que la felicidad fuera siempre: alegría, sin pensar que a veces podamos tener infelicidad.

La felicidad es el CHOCOLATE: se puede combinar con todo, comerlo donde quieras y como quieras, dulce o amargo; es suave al paladar, activador, calmante. Siempre quiero más y siempre encuentro uno a la vuelta de la esquina.