Una ruta creada conjuntamente con los estudiantes de Tecnología en Gastronomía del Centro de la Innovación, la Agroindustria y el Turismo del Servicio Nacional de Aprendizaje SENA.

lunes, 29 de junio de 2009

Alto consumo, fácil preparación.

Definitivamente esta especie, aunque no pueda volar es de las aves que más aporta a nuestra dieta humana, pues el producto que de ellas se seca es el alimento mas consumido por grandes y niños, solteros y casados, hombres y mujeres… Diversas preparaciones giran en torno a este producto, solo, acompañado o como compañía, siempre útil, siempre al servicio.

El platillo típico para una hora en la que muchas personas funcionan y están de pie, pero pocas se ven en la calle… una masa de maíz redondeada, aplanada y expuesta al fuego durante un tiempo prudente es lo que sirve de base para la mezcla de esa verdura de la cual sale la salsa que tanto gusta, esa hortaliza que logra humedecer los ojos y que no es muy apetecida por todos y ese producto espeso y blando, claro y amarillo, con una envoltura lisa y ovalada, blanca o colorada que sale de aquellas aves; acompañado con esa bebida caliente, dulce, espesa y color chocolate que es capaz de dar energías para iniciar o recargar aquellas agotadas.

Si, definitivamente es un producto bien utilizado, es un platillo muy consumido, innumerables comunidades del planeta lo usan, no siempre en la misma preparación, pero siempre a base de él, de ahí que este producto sea considerado uno de los alimentos a los que logra sacársele el mayor provecho, y del que recibimos grandes beneficios.

Por: Shirley Gómez Sánchez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario