Una ruta creada conjuntamente con los estudiantes de Tecnología en Gastronomía del Centro de la Innovación, la Agroindustria y el Turismo del Servicio Nacional de Aprendizaje SENA.

miércoles, 10 de junio de 2009

Relato carnico y recuerdo gastronómico

Parrilla

Mi gusto por la gastronomía nace relativamente hace muy poco tiempo, aunque considero que he tenido un buen comer y un placer sin igual al disfrutar las comidas, sobretodo el goce y el encanto al saborear una buena carne bien jugosa, yo recuerdo que para mí, el buen comer era saciarme hasta el ya no poder mas, y lo que me gustaban eran los asados en la finca donde se reunía toda la familia, donde mi mamá servía en un plato un buen pedazo de carne, dos papas saladas, un plátano maduro, una mazorca asada y guacamole, este siempre venia con una cerveza bien helada o en su defecto con el famoso refajo; esa comida era la típica los domingos en la finca.

Pero realmente me empezó a interesar la preparación de los alimentos en el momento en que por necesidad económica trabajé en el sector de llano grande para una cadena de restaurantes antioqueña, que manejaba carnes a la parrilla; ingresé como extra de fin de semana, con las preparaciones previas, ayudando al parrillero a preparar las carnes, a hacer el pre alistamiento del área de trabajo, a observar la dedicación para sacar un plato a pedido del cliente, el cómo era importante una buena administración de un negocio para poder auto sostenerse y ser productivo; creo que en ese instante me proyecté dentro de ésta profesión a un futuro cercano, aun sabiendo que tenía que aprender mucho en muy corto tiempo; observé un año después la oferta educativa del SENA y allí estaba la oportunidad de profesionalizar mis aspiraciones.

Por Jesús Manuel Bermúdez Prieto.

* * *

Recuerdo

Todo comenzó a finales del 2007, en la excursión de grado, con los excelentes paisajes y las novedades que enriquecían cada instante vivido en este paseo, acompañada de mis amigas. En él, lo que más me impactó, fue la presentación de los diferentes platos que ofrecían en el hotel, allí en Santa Marta, causándome una gran satisfacción visual y gustativa.


En los diferentes platos observé y degusté sabores y texturas que nunca antes había sentido, y sin quedarme con la intriga de conocer detalles sobre estos platillos, mis amigas y yo nos acercamos donde se encontraban las personas encargadas de la cocina en un momento de descanso para ellas, quienes nos brindaron su conocimiento de la mejor manera.

Indagando y preguntando cada proceso que lleva el producto desde el momento de preparación hasta su presentación al cliente, se despertó en mi ser, conocer más el mundo gastronómico, llevándome a descubrir sabores, olores y productos que antes no había ni siquiera escuchado; así como la idea de crearle al cliente, una satisfacción tan grande tal como la sentí en esos momentos al degustar un producto.

Por: Carolina González García

2 comentarios:

  1. Saludos, desde Puerto Rico llegue vía el blog de Capricornio, ya lo en listo para seguir pasado y disfrutando de esos relatos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Jeannette por la visita.
    Bienvenida por acá.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario