Una ruta creada conjuntamente con los estudiantes de Tecnología en Gastronomía del Centro de la Innovación, la Agroindustria y el Turismo del Servicio Nacional de Aprendizaje SENA.

jueves, 18 de junio de 2009

Te doy mi receta y tu me das su nombre

Esta receta tiene un tiempo estimado de preparación de 30 minutos y rinde para 8 porciones

Ingredientes:
1 libra de harina de trigo
2 cucharadas de mantequilla
2 tazas de aguadepanela clarita
2 cucharadas de rallado de cáscara de limón
½ libra de azúcar


Esta es una preparación que sirve como pasabocas y es muy usada en la época de navidad, cuando las familias se reúnen para hacer la novena y festejar. Para hacer esta preparación, se toma la harina y se bate bien con la mantequilla, agregando de a poco una bebida hecha con agua y dulce de caña, hasta obtener una masa suave que despegue fácilmente de las manos. Este dulce de caña se prepara en diferentes regiones y consiste en pasar la caña por un moledor sacando sus jugos; estos pasan a un recipiente por un colador de manera que restos de caña sean eliminados. Una vez tamizado, este jugo se vierte en una paila al fuego y se deja espesar. Cuando empieza a tomar consistencia acaramelada, se pone en otro recipiente y se mezcla constantemente con una pala de madera, hasta obtener un caramelo espeso y de color marrón claro que se pone en moldes y se deja enfriar. Luego se desmolda y se comercializa para usos diversos. La bebida se prepara sumergiendo este dulce moldeado en agua y dejando hervir hasta que disuelva, tornando el agua de color marrón oscuro. Se bebe fría (sola, con leche o con limón) o caliente (con leche, chocolate, sola, con licor o con alguna especia como canela o clavos).

Retomando la preparación, una vez que la masa esta en el punto adecuado se sacan porciones y se extienden en una mesa enharinada, usando un rodillo se aplanan y se cortan en tiras de 2 cm de ancho por 6 de largo aproximadamente. A estas tiras se les pasa el rodillo nuevamente para emparejar y se ponen a freír en aceite de forma que queden a penas sumergidas. Estas tiras comenzarán a hincharse y cuando estén doradas, se sacan del aceite y se ponen en un plato con azúcar de forma que esta quede adherida por todas partes. Si se desea se le puede espolvorear rallado de limón. Se sirven calientes o frías, pero fresquitas para poder disfrutar de su dulce sabor y de su textura crujiente.

Por: Maria Isabel Ossa Londoño

4 comentarios:

  1. En Costa Rica a la panela le llamamos Tapa de Dulce y diluida en agua caliente "AGUADULCE" esto con limón y una onza de ron es el remedio para la gripe.

    De la receta en esencia, podrían ser unos palillos tipo buñuelos, pero me dejo la tarea de buscarle un buen nombre...mientras, parecen estar deliciiosos

    ResponderEliminar
  2. Por acá la llamamos aguadulce o aguapanela, y sin el ron, pero harto jugo de limón y bien caliente, cumple la función curativa que nos cuentas.

    Y de la receta, mas adelante te cuento algo más, pero en las palabras de los escritores de este blog... o mejor, en sus descripciones.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola felicidades por tu narrativa de tus recetas, capturas la mente de las personas.

    En cuanto al nombre de tu receta digo que es de HOJUELAS, ...si mezclas el azucar con un tris de canela en polvo hummmm ricas, y si ademas las acompañas con natilla de maiz y flan de arroz, super deliciosas

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario